Más de un centenar de marineros han dado su vida desde el año 2000

Imagen de uno de los buzos accediendo al Santa Ana
Imagen de uno de los buzos accediendo al Santa Ana (Foto: Salvamento Marítimo)

El mar se ha cobrado desde el año 2000 un total de 120 vidas, entre muertos y desaparecidos, en todos los mares y en todas las clases de barcos. El mar no distingue de buques, es implacable y se cobra el más alto de los tributos, la vida del marinero.

Cada cinco años, el mar golpea la comunidad gallega con especial dureza, siendo el año 2000 el más trágico con la pérdida de 33 personas; Los años 2008 y 2014 con 15 personas fallecidas.

El mes de Noviembre es el que más siniestros ha tenido con un total de 5 naufragios y 17 marineros que nunca volverían a puerto. Febrero es el segundo mes que más vidas se ha cobrado con 16 y Enero con 14. Sólo el año 2013 no se ha cobrado milagrosamente ningún marinero de ningún barco pesquero.

Un 40% murieron dentro de los camarotes.

Casi medio centenar de esas muertes se produjeron en los camarotes cuando descansaban. Lo que lleva a preguntarse si los buques pesqueros la seguridad de las vidas en la mar no está garantizada en caso de hundimiento o vuelco de un barco pesquero. La respuesta es cruel y rápida: no. La distribución de los compartimentos de la mayoría de los barcos hace que sea un laberinto en caso de evacuación inmediata. Los pasillos son angostos y la salida a la superficie es dificultosa a pesar de que en plano haya una decena de metros. Por si fuera poco, los compartimentos al inundarse cierran las puertas estancas que ya en seco cuestan abrir y se vuelve imposible la tarea cuando el mar hace presión. En caso de salir del barco, las redes flotan junto los cabos. Si después de esa odisea se logra salir, al náufrago le esperan olas y viento en caso de temporal, pero aun siendo calma chicha, la temperatura del agua al ser menor que la corporal puede correr el riesgo de hipotermia en cuestión de minutos. La ropa que lleve en ese momento al estar empapada lo hundirá hacia el fondo, solo si lleva puesto un chaleco salvavidas podría mantenerlo a flote a la espera de la ayuda.

La flota de bajura ha sido la más castigada.

Casi una treintena de marineros han perecido en barcos de menos de 15 metros. Su proximidad con las rompientes han hecho que muchos de estos barcos volcasen por golpes de mar cuando estaban faenando. En algunos casos no llevaban puesto el chaleco salvavidas y el suceso se produce de madrugada, que es a mitad de su jornada laboral, salen al atardecer y vuelven al amanecer. Es a esas horas de la noche, cuando menos luz hay, cuando menos se les puede ayudar. Para ellos, desde 2013 hay un nuevo sistema alternativo de seguridad llamado S2S que es una maravilla tecnológica y útil para los pesqueros de ardora. Un sustituto de la balsa salvavidas pero recomendamos que también la lleven.

In Memoriam

Es por ello que Celtapesca.com ha querido guardar un sitio en esta web llamado “In Memoriam” (del Latín, en recuerdo de…) para honrarles, que sus vidas estarán en nuestro recuerdo y que su naufragio por el motivo que fuese que el mar, el medio que nos da de comer, es tan poderoso con el barco grande como con el pequeño. A todos ellos, descansen en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *